Preloader

Sweeth Tooth

Lorem Ipsum proin gravida nibh vel velit auctor aliquetenean sollicitudin, lorem qui bibendum auctor, nisi elit consequat gravi.
1-677-124-44227 info@your business.com 184 Main Collins Street West V. 8007

FOLLOW US ON INSTAGRAM

Lorem Ipsum proin gravida nibh vel velit auctor aliquetenean sollicitudin, lorem qui

Blog

El pan en los restaurantes

Mientras que antiguamente el pan era la principal fuente de alimentación de la población y, en algunos casos, la única; en los últimos años el consumidor no se ha preocupado por la calidad de este producto sino, por tomar la menor cantidad al precio más bajo.

Y en relación con esto, nos hacemos ecos de las palabras del famoso bloguero, Mikel López Iturriaga de «El Comidista», la cual secundamos hasta la última coma: «Una harina buena es más cara que una harina mediocre; es más barato fermentar rápido y llenar el pan de aditivos y mejorantes que dejar que el pan madure durante horas antes de hornearlo, cuajándose así de los atributos organolépticos de lo que llamamos pan»

Si lo pensamos bien es una contradicción pedir jamón de Jabugo, una torta del Casal o anchoas del Cantábrico calibre 00 y que nos los sirvan con un pan congelado, seco y sin sabor.

Por suerte, el pan está adquiriendo el nivel gourmet necesario para estar a la altura de los platos que se pueden degustar en restaurantes de reconocido prestigio.

De esta forma, el consumidor podría maridar sus platos con diferentes tipos de pan. Por ejemplo, el pan blanco de hogaza es ideal para acompañar embutidos y quesos; el pan con aceite es perfecto para untar tomate o tomarlo con pescado; para la carne lo mejor es un pan candeal; el de centeno se puede maridar con mermelada, quesos de untar y patés; los de maíz van muy bien con ahumados; para potajes o cocidos la mejor opción es el pan integral; y por último, los panes de alta hidratación tipo pan de cristal o chapata, maridan muy bien con tomate, aceite y jamón serrano.

Ocurre lo mismo en bares y cafeterías. Cada vez son mas los establecimientos que apuestan por la calidad. Se preocupan por elegir un buen café, tener zumo de naranja recién exprimido y los mejores embutidos para los bocadillos. Si después de todo, deciden usar un pan congelado, todos sus esfuerzos habrán caído en saco roto.

A todos nos gusta pan, pan. Y si vamos a pagar por ello que sea pan, pan.

Post a Comment